Ya saben que soy una aficionada de LEGO® y que colecciono casi todo lo que tenga que ver con minifiguras y set de Star Wars. Entonces ¿qué mejor para un fanático que llevar a todas partes una pieza de LEGO® como collar?

Así que me aventuré a hacer este proyecto que hoy te comparto.

Lo que necesitas:

  • Un bloque de LEGO®
  • Terminal para cordón dorada.
  • Argolla dorada.
  • Pintura dorada en aerosol [Consigue el color “Oro brillante 18 kilates”, el acabado que le deja es simplemente impresionante].
  • Pegamento de secamiento rápido [cómo Super Glue, Super Bonder, Pega Loca, Kola Loka o La Brujita].
  • Pinzas.

lego_materiales_unageek

Manos a la obra.

Pinta el bloque de LEGO® con la pintura dorada en aerosol. No olvides proteger el lugar en que vas a pintar, puedes ayudarte de hojas de papel periódico para cubrirlo o también con cartón.

lego_pintar_unageek

CONSEJO: Rocía en ráfagas cortas para asegurar una cobertura uniforme delgada y no olvides dejar secar bien la pintura entre capa y capa.

Abre la terminal para cordón con la ayuda de las pinzas.

lego_abrir_unageek

Una vez que la pieza de LEGO® esté seca, dale la vuelta. Con el pegante de secamiento rápido, une la terminal para cordón a la pieza. Mantenlas presionadas unos segundos para asegurar que queden bien unidas.

lego_pegar_unageek

Cuando esté seco el pegante, es hora de colocar la argolla dorada. Para esto, utiliza una pinza para abrir la argolla lo suficiente para que pase por el orificio de la terminal para cordón. Luego enganchar y una vez más con la ayuda de la pinza, cerrar la argolla.

lego_argolla_unageek

Ahora sólo pasa la cadena por la argolla.

lego_listo_unageek